Cristalización de la miel

Si has notado que la miel que tienes en casa se ha solidificado y piensas que se trata de una miel de baja calidad o que ya no tiene las propiedades que la caracterizan, no te preocupes, pues esto es completamente falso. Lo que ha sucedido es lo que se conoce como cristalización de la miel, un proceso que responde a algunas características del tipo de miel, como pueden ser la procedencia del néctar y la especie que la haya procesado.

¿Por qué ocurre la cristalización de la miel?

La cristalización de la miel es un proceso natural que hace que se transforme de un líquido a un sólido o semisólido y, dependiendo de la procedencia, puede cristalizar más o menos rápido.

La cristalización de la miel ocurre desde la base del envase hacia la tapa y se debe a varios factores, entre los cuales están:

  • El polen de las flores de las que se obtuvo el néctar
  • La cantidad de fructosa, también determinada por las flores
  • La temperatura en la que se conserva
  • Cantidad de agua que contenga.

Polen

Cuando la miel contiene polen, es decir, que ha sido extraída del panal antes de completar la maduración, va a cristalizarse más rápido, pero seguirá siendo un producto puro y natural con todas sus propiedades.

Las abejas melíferas guardan el polen en los panales, aportan sus enzimas y lo cubren con miel para que se procese. Luego de un par de semanas ya es un producto digerible con altas cantidades de aminoácidos, minerales y proteínas.

Fructosa

Gracias al contenido de glucosa la miel tiende a solidificarse más rápido, pues es un producto con gran cantidad de azúcares, como son la fructosa, glucosa, maltosa, sacarosa y otros azúcares como los monosacáridos, disacáridos y polisacáridos.

Temperatura

Si la miel se conserva a temperaturas entre los 10 y 20 grados centígrados, se cristalizará. Igualmente ocurrirá si está refrigerada, por lo cual deberás aumentarle la temperatura, preferiblemente en baño de María, para que adquiera su consistencia líquida espesa.

Una recomendación es no refrigerar la miel, sin embargo, algunos ambientes pueden generar la cristalización igualmente, entonces, lo mejor es aumentar la temperatura de miel gradualmente y de manera uniforme, no se recomienda hacerlo en el microondas.

Agua

Una de las características de la miel es la poca cantidad de agua que contiene (20%) lo que también determina su cristalización, por lo que, a menor humedad, mayor cristalización y dureza.

¿Es buena la miel cristalizada?

Por ser un proceso que ocurre de manera natural, sin alterarla, la cristalización de la miel no perjudica sus propiedades ni características nutritivas, ni su sabor u olor. Por el contrario, todas se mantienen, así como su composición química.

Lejos de creer que la cristalización de la miel es una señal de mala calidad o mal estado del producto, más bien es un indicativo de ser un producto fresco y con garantía de calidad, pues los cristales aparecen cuando está en su estado puro, es decir, que no ha sido calentada previamente para hacerla más líquida.

La miel cristalizada y sus usos

La mayoría de las mieles líquidas sufren la cristalización en un par de semanas luego de ser extraídas de las colmenas y envasadas, aunque algunas nunca llegan a cristalizarse.

La miel cristalizada o semisólida puede ser utilizada para endulzar y darle sabor a los tés, infusiones, leche, café, yogures, granolas. Incluso para recetas y preparaciones agridulces o guisos que incluyan este producto.

Aunque usando la miel cristalizada podemos perder la percepción de la cantidad que debemos usar, igual podemos calcular las cantidades aunque sea de manera aproximada.

Leave a comment

Please note, comments need to be approved before they are published.